X X X I

Cuando por primera vez enfermaste decidí llamar a la paz con Dios creador y con la vida, y es que prefiero llorarte cien mares antes de que perdieras tu hermosa esencia en el abrupto dolor, tal vez es el rezo más largo de use he tenido… Cuando de niña caí y me raspé mis rodillas me cargaste en tus dulces brazos, limpiaste mis heridas y cantaste con amor sana sana colita de rana y desde que te has ido sigo esperando que sane hoy, pero tal vez sanará mañana.

A un mes de tu partida me encantaría poder decirte que me he hecho más fuerte, que he dejado de llorar y que solo te extraño cuando te recuerdo. Me encantaría decir que soy una mejor persona y que estoy más cerca de convertirme en esa abogada que he prometido ser. Me encantaría poder decir que he aprendido miles de cosas. Pero la verdad es que desde que no estás hay retazos de mi alma regados por todo el lugar. Todo está más vacío, todo pesa más. Vivo en un sordo silencio donde aún es 23 de mayo. He caído en un agujero negro de tiempo, donde pasan los días mas no la vida. Un corazón puede seguir latiendo pero mi respirar se acabó cuando soltaste mi mano.

Todos dicen que tengo un ángel de la guarda cuidándome desde arriba pero la realidad es que no saben lo que hablan. Vos debés estar aquí conmigo, mostrándome el camino. Que egoísta soy, queriendo robarle a Dios el más noble de sus ángeles. Aún recuerdo nuestra última noche juntas, la última vez que te dije cuanto te amo, que besé tu frente, nuestra última promesa.

La gente dice muchas cosas. Dicen que el tiempo todo lo cura, pero eso no es cierto, el tiempo solo ha abierto más esta interminable herida. Dicen que siempre estarás conmigo, pero eso tampoco es cierto, porque te has ido por siempre y no tengo de otra más que aferrarme a unos simples pedazos de papel que reposan en la casa. Prometen siempre estar, cuidar de nosotros, pero han ocurrido treinta y un días y yo sigo teniendo los mismos tres amigos de toda la vida… todos se han ido. La diversión se marchó pero trajo a su amiga soledad.

Confieso que busco tu mirada en ojos desconocidos y que siempre intento regresar a salvarte, en un intento absurdo de convencerme a mi misma que no te fuiste, y que aún puedo volver a ese 14 de julio. Te juro que esta vez ya tengo las respuestas a las mil preguntas de los doctores, esta vez ya estudié. Constantemente pronuncio tu nombre e intento con locura hablar de vos… pero a nadie parece importarle, a todos parece incomodar. Confieso que te sueño, me levanto a gritos y entre lágrimas te llamo, pero no respondés, te has ido. Confieso qué paso noches enteras leyéndote . Quiero contarte que he vuelto a practicar deportes, que corro de nuevo, que he decidido ir al doctor pero que tengo miedo de lo que me pueda decir y ya no estarás para consolarme. No soy capaz de hilar dos pensamientos juntos, pero te sorprenderías si pudieras leer las cartas que te escribo.

Agradezco a la vida por haber contado veinticinco años y treinta y siete días con vos aún cuando no fueron suficientes. Por cada beso, cada abrazo, cada vez que me chineaste. Agradezco a Dios por haberme dado el lujo de acompañarte en tus últimos días, cuidarte en tus últimos suspiros y de haber tomado tu mano cuando sin fuerzas quedaste. Si volviera a nacer, todas las veces te escogería. Te agarraría la mano y no te soltaría nunca. Te abrazaría y tendrías que hacerme cosquillas hasta el cansancio para alejarme. Odio que no hayas vivido lo suficiente para devolver en vos todo el espíritu que en mi creaste, pero yo sé que con tus ojitos bonitos mirabas en mi con ilusión.

Me duele la cabeza todo el tiempo y mi risa se ha apagado, mi estado de ánimo es ahora estable… de malhumor. Me hicieron un regalo, que me ayuda a sentirte cuando te noto distante. “Porque desde que enfermaste, solo me alcanzan las fuerzas para acompañarte.” Desde que te fuiste recibo miradas con lástima, pero pareciera que no te conocieron, que no saben que heredé tu fuerza, tu amor por el trabajo y sobretodo tu voz. No saben que desde niña todo lo que siempre necesité fue mi familia, que por lo demás aprendí a resolverlo sola. Me enseñaste a ser tenaz y decidida. Si estuvieras aquí nos reiríamos de ese ridículo club que ha surgido desde que la familia te dijo un último adiós y la necedad de quererme buscar pareja… creo que después de todo vos eras la única persona en la tierra que genuinamente entendía que un novio es mi prioridad número 22 en la lista de cosas importantes en mi vida. Amo haber salido igual de feminista que vos mi heroína, aprender que la única persona en quien debo depender es en mi. Que las mujeres somos aliadas y jamás enemigas, comprender que la bondad no tiene género pero que no debemos ser ingenuos. Conforme pasaban los años a todos pregunté en desahucio si me parecía cada vez más a vos… pero la respuesta siempre ha sido que soy simpática como mi papá. Tengo tu carácter y su estado mental. Me enseñaste del amor. Me enseñaste a vivir. Me enseñaste el gusto por la cocina. Me enseñaste a ser buena amiga. Me hiciste la mejor hija. Me creciste para ser una mujer libre. Y te amo por ello.

Extraño tu voz y tu forma de reír. Extraño tus brazos y tu forma de abrazarme. Extraño tu inusitada forma de amar. Extraño ir a tu habitación y “tomar prestadas” tus carteras, probarme tus joyas y esconder tus vestimentas. Extraño el olor que tiene la casa cuando vos estás. Extraño el aroma de tus perfumes. Extraño tu forma dulce de mirarme cuando me maquillo, y tu forma exasperada de mirarme cuando interrumpía tus novelas. Extraño tus series chinas y tus canciones coreanas. Extraño que me vieras acostada y no dejarte rascarme. Extraño que me regañaras por burlarme de los demás pero que inventaras para ellos los mejores apodos. Extraño desvelarnos viendo películas. Extraño conversar con vos. Me dejaste sola. Porque la verdad es esa, todos tenían ya un presente erguido, un lugar donde correr, un hogar, pero para mi vos eras mi hogar, vos eras quien pintaba mi mundo de colores, mi mejor sidekick, tus brazos eran mi lugar seguro donde yo corría cuando me rompían mi corazón. Tus pláticas eran mi calor cuando me sentí perdida y tu risa era mi lugar feliz cuando mi vida se venía abajo.

Si estuvieras aquí verías el dolor tan profundo que siento, como si me hubieran arrancado el alma sin anestesia. Es un dolor constante en el corazón y una presión en el pecho que no me permite respirar. Porque desde que te fuiste lo único que aprendí es el significado de muerto en vida. Porque tal vez si puedo vivir sin vos, pero he decidido que no quiero. Tus ojitos mirones se apagaron, tu risa calló, tus piernas se aquietaron y mi alma se quebró.

Todo es frío sin vos, sigo esperando que me despierten de esta pesadilla para salir corriendo a abrazarte y llenarte de mil besos. Reírnos otra vez, ver una nueva serie juntas y contarte toda la falta que me hacés.

Te amo por siempre mamá.

6 respuestas para “X X X I”

    1. Las pérdidas mientras mas nos calan en la vida, mas dolor … pasa pero pesa , se olvida pero aparece de repente. La vida continúa pero sin vida.

      Me gusta

  1. Quisiera decir algo para consolarte, pero ni yo lo he logrado. Amé con mi alma leer cada palabra aquí escrita y estoy más que seguro que si alguien está feliz de verte avanzar es ella. La amaremos por siempre.

    Me gusta

  2. Simplemente hermoso, ame cada palabra aquí escrita, y no pude contener mis lagrimas mientras leía; ella era una persona excepcional, de las que pocas veces podemos encontrar…

    Me gusta

  3. Hay tanto de vos en ella Majo. Sos la persona más fuerte y decidida que conozco, pero también tan gentil. Y estoy segura que ella ya miraba lo lejos que vas a llegar, es tan fácil verlo en vos. Aun cuando no lo veas todavía. Yo te veo tomando a la vida y aprovechándola, te veo algún día mejorando la vida de otros por que tenes tanto amor en tu corazón. Me encanta eso de vos, amas con toda el alma. Y por eso se que también esto ha de doler con toda el alma. 🥲 lo siento mucho Majo.

    Me gusta

  4. Hermosas palabras, con el tiempo verá que se aprende a vivir con dolor y que siempre se extraña a ese ser que ya no está. Muchas felicidades, aparte de ser una excelente Abogada, es una gran poeta, de las que esciben con el alma.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s